• 0
    • No products in the cart.

3 claves para tener la mente clara

En primer lugar os quiero contar un relato de Su Shi (1036-1101) un poeta muy famoso de China. Este Poeta describió una experiencia que tuvo durante una práctica de meditación con el gran maestro budista zen Fo Yin.

” Un día después de un largo periodo de meditación, el poeta Su Shi preguntó al maestro budista que cómo lo veía. El maestro dijo amablemente -usted tiene un aspecto sereno, lo veo como si fuera una estatua de buda-. Exultante por haber oído esto, el poeta bromeo, -sabe usted, sentado en meditación y con la túnica marrón y el gorro en punta que lleva puesto, ¡se parece usted a un montón de caca de vaca!-, y se partió de risa.

Cuando llegó a casa, todavía con la risa en la cara, le contó la anécdota a su hermana, poetisa también, famosa en la literatura clásica china; tras oír la historia, le dijo, -hermano, se ve que todavía no has alcanzado al estado Zen. En el budismo Zen se habla de que -los ojos ven lo que el corazón siente-, el gran maestro te vio como una estatua de buda porque en su corazón siente la luz del buda; sin embargo, tu que ves al maestro como un montón de de caca de vaca, -¿qué crees que tienes en tu corazón?- La cara de risa de Su Shi se transformó en cara de perplejidad.”

1 Tu estado del hígado y la vesícula biliar se refleja en los ojos y tu forma de ver las cosas.

Lo que dice el budismo según el este relato: “los ojos ven lo que el corazón siente. No siempre lo que vemos con los ojos reflejara la realidad. La mayoría de las veces el razonamiento lógico del cerebro esta condicionado por nuestras nociones subjetivas y juicios ya preestablecidos. El ejemplo muy claro esta en los magos. Los trucos que realizan juegan precisamente con ilusiones ópticas. Con sus habilidosas manos originan escenas e ilusiones para hacer que nuestro cerebro crea que, por ejemplo, las cosas aparecen y desaparecen, aunque en realidad siempre han estado allí, bajo su dominio. Por lo tanto, somo muy susceptibles en ver y creer en cosas que no son lo que parece. 

En la Medicina China el hígado y la vesícula están relacionados con los ojos. Estructuralmente el canal del hígado se comunica con los ojos, y fisilógicamente los materiales nutrientes del ojo se relacionan con la función del hígado (se refriere principalmente a la función del almacenamiento de la sangre). La visión de una persona esta directamente relacionada también con la vesícula biliar, porque su canal esta conectado con con los ojos.

Por esa razón, en una vesícula sana, sin obstrucciones, con su contenido biliar limpio y claro, se refleja una visión nítida y nos permite ver la esencia de las cosas, de las circunstancias más allá de lo superficial. Un sano juicio que no va a ser fácilmente influido por la corriente de masas y la opinión pública. Además, una mente lúcida nos permite percatarnos de quien somos, donde estamos, que estamos haciendo, y si lo que hacemos es realmente lo que queremos o necesitamos. 

2 El llanto limpia la mente    

Cuando una persona se encuentra confundida, no sabe que quiere o que debe de hacer con respecto a las circunstancias. El llanto es una forma de desbloquear esas emociones estancadas. No se trata de un llanto de tristeza se trata de ese llanto que en realidad no sabes por que sucede. Pero sabes que te alivia , te desahoga y tienes las ideas más claras.

Para las personas que no son capaces de expresar esas lágrimas de forma natural, siempre pueden acudir a un especialista en Medicina Tradicional China  porque según es este método hay exactamente dos puntos VB13 y VB41) que pueden ayudar en ese caso. La lagrima, líquido del elemento madera, aparte de proteger y humedecer los ojos, tienen la misión de “limpiar la visión”. Como si del liquido limpiaparabrisas se tratara, permiten ver mejor. El llanto es una es una expresión natural de liberación, de una emoción contenida en el hígado. Tengo una pregunta, especialmente para los “chicos duros”, ¿cuanto tiempo hace que no lloras?  

3 Tomar decisiones aclara la mente

Si no tomamos decisiones y vamos dejando que las cosas se resuelvan por si solas es probarle que llegue un momento en el que nos estanquemos y no podremos seguir con la mente clara. Lo cierto es que una buena toma de decisiones requiere valentía, siempre después de haber “visto” las cosas con claridad y de manera integral. ¿Como se debe tomar una decisión? Los chinos dicen: “Decidir después de pensar tres veces”.

La primer vez cuando recibimos la información a través de los órganos sensoriales (fíjate en las sensaciones que tienes en tu cuerpo al recibir esa información). Este pensamiento refleja el lado mas instintivo del ser; aveces este primer pensamiento es lo más valioso y tenemos que tenerlo muy en cuenta. Como puede ser un acto reflejo o la primera impresión de un objeto y de una persona. Pero muchas veces podemos incurrir en decisiones impulsivas o subjetivas. Por tanto, es bueno si nos tomamos una segunda oportunidad de pensar las cosas. esta vez sera con la “cabeza en fría”. Y después de esta todavía hay una tercera que es la reflexión.

Esta consiste en una meditación. Dejaras esta vez fluir con tu respiración, te sentirás confortable con tu cuerpo y tu mente se relajara. Es ahí cuando el cuerpo se une con la mente y emergerá el verdadero instinto, la sabiduría innata que llevamos dentro, lo que nos dictará el sano juicio de si lo que haremos será realmente beneficioso para nosotros, si es acorde con nuestro sentimiento y si es realmente lo que queremos y lo que necesitamos.

Vive tu Belleza!

Write a comment